¿A quién estás alimentando más?

Día a día hay una batalla frontal entre la carne y el espíritu, cada una quiere jalar para su lado, es lamentable que muchas veces dejamos que la carne domine nuestro cuerpo, y es aquí donde Dios me ministraba a que hablara sobre este tema tan importante en la iglesia hoy en día.

Escuche una historia de un señor que tenía dos perros, uno blanco y otro negro, los perros eran pitbull, este señor le gustaba echar los perros a pelear y él siempre sabía quién iba a ganar, hasta que alguien le pregunto y le dijo, porque usted siempre sabe el que va a ganar, y él le respondió y le dijo es que cuando quiero que pierda uno, le doy poca comida a ese; en otras palabras si no alimentas tu espíritu siempre la carne va a dominar tu cuerpo.

Ósea que uno mismo decide quién va a ganar, si quieres que la carne siga ganando, entonces no ores, no ayune y no leas la Palabra de Dios, el apóstol Pablo lo ilustra mejor de esta manera; “Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.” (Gálatas 5:17) ”

Dios recalca en su palabra y nos dice que ocuparse en la carne es muerte;  Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu.  Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz.(Romanos 8:5-6).

A quien estas alimentando más? Te invito a darle más comida a tu espíritu, nacimos para vivir en el espíritu, dice en su palabra; “Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él”. (Romanos 8:9); Vemos en Su Palabra que los que no viven según Su Espíritu no son de Él, es necesario y indispensable vivir en el espíritu, para esto nacimos, no podemos dar lo que no tenemos.

Algo importante es lo que dice su palabra en el mismo libro de Romanos; “Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.(Romanos 8:14); si somos hijos de Dios tenemos que ser guiados por el Padre.

Muchas veces decimos que somos hijos y hacemos lo que queremos; pero también dice el verso 15 “ El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.(Romanos 8:16); Dios está llamando a su iglesia hoy a volver a la cruz, a depender completamente de Él; es necesario vivir en el espíritu.

Dios te bendiga

Por: Elieser Ortiz

Comments

comments

Leave a Reply