Si Jesús oró, porque yo no ?

La Oración es una herramienta muy poderosa que Dios ha puesto en nuestras manos para gemir por otros y pedir socorro en nuestras tribulaciones. En una ocacion Margaret Thatcher, Primer Ministro Británica conocida también como “La Dama de Hierro”, dijo: “Le temo más a un cristiano de rodillas, que a un ejército entero”…!!!

Vemos hoy en día como muchos creyentes duran hasta 3 y 4 horas para reprender un demonio, mientras Jesús duraba un segundo y la persona era liberada; muchos nos hemos preguntado porque esto?, la respuesta es la siguiente, Jesús duraba un segundo reprendiendo un demonio, pero duraba 4 y 5 hora en intimidad con su Padre, mientras uno dura 4 horas reprendiendo un demonio y un minuto en intimidad; ósea hacemos lo contrario que hacia Jesús.

Es necesario día a día morir a nuestro yo, reconocer que es con El y no con nosotros, y esto era lo que entendía Jesús, que El necesitaba de su Padre, para todo lo que iba hacer al otro día; tenemos que vivir día a día agarrado de nuestro Dios, dice su palabra; Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos. (Éxodo 14:14).

Vamos a ilustrarlo de esta manera; dice la Palabra de Dios; Cuando él entró en casa, sus discípulos le preguntaron aparte: ¿Por qué nosotros no pudimos echarle fuera? Y les dijo: Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno.(Leer Marcos 9:14-29); vemos como Jesús le da una demostración a sus discípulo de la importancia de la oración; cuando le dijo que hay géneros de demonios que solo salen con ayuno y oración.

Es evidente que el mismo hijo de Dios entendió este principio; hoy en día muchos creyentes piensan que orar no es una necesidad sino una opción; algo importante es que la oración es el arma del cristiano, si no oramos, no tendremos las herramientas para batallar en este mundo lleno de maldad y pecado.

 “Entonces llegó Jesús con ellos a un lugar que se llama Getsemaní, y dijo a sus discípulos: Sentaos aquí, entre tanto que voy allí y oro.(Mateo 26:36); la oración para Jesús era imprescindible, era su prioridad comunicarse día a día con su Padre; Jesús buscaba dirección de su Padre de todo lo que iba hacer al otro día; es necesario que los creyentes de hoy en día entendamos que solo no podemos, que necesitamos la ayuda de Dios en todo nuestro caminar aquí en la tierra.

Vivir una vida de oración te va a llevar a grandes bendiciones, cuando oramos entendemos la voluntad de Dios, nos conectamos con nuestro creador; una oración sincera de corazón hace que el cielo se abra a tu favor; Dios está esperándote, no dejes de subir a su presencia.

La reina Isabel II decía: “LE TEMO MAS A UN HOMBRE DE RODILLA”.

 “En tu presencia hay plenitud de gozo; Delicias a tu diestra para siempre”. (Salmos 16:11).

La Oración es la llave para ver a Dios en acción en favor de su pueblo.

Antes de terminar quiero traer a colación las tres razones mas importantes por la que Jesús oraba:

  • Gozaba de la relación con el Padre
  • En lo humano, dependía de su Padre
  • Para mostrarnos que era necesario vivir una vida de oración

Por: Elieser Leyba

Comments

comments

Leave a Reply